sábado, 26 de febrero de 2011

JORDANIA SE CONVULSIONA Y MILES EXIGEN REFORMAS CONSTITUCIONALES

EL UNIVERSAL (VENEZUELA)
Miles de personas se manifiestan en Jordania para pedir reformas

Unas 10.000 personas se manifestaban en el "día de la ira" convocados por la oposición islamita

EL UNIVERSAL
viernes 25 de febrero de 2011 10:09 AM

Ammán.- Miles de personas se manifestaron el viernes en Ammán para pedir "reformas constitucionales" en lo que supone la mayor concentración en la capital desde el desencadenamiento del movimiento de protesta en Jordania en enero.

A diferencia del viernes pasado, cuando partidarios del régimen atacaron a los manifestantes, la concentración tuvo lugar en la calma, señaló AFP.

Unas 10.000 personas según los organizadores, 6.000 según la policía, se manifestaban en el "día de la ira" convocados por la oposición islamita y por 19 partidos y grupos de la sociedad civil.

Unos 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad fueron desplegados para evitar episodios violentos, según un alto responsable de los servicios de seguridad.

"Toda Jordania quiere reformas constitucionales urgentes, un gobierno parlamentarios y un verdadero parlamento representativo del pueblo", declaró el jeque Hamzeh Mansur, jefe del Frente de Acción Islámica (FAI), principal partido de oposición procedente de los Hermanos Musulmanes.

Los manifestantes lanzaron consignas para denunciar la "corrupción a todos los niveles" y por un "regreso a la constitución de 1952".

La constitución adoptada en 1952 por el rey Talal, abuelo del rey Abdalá II, fue enmendada 29 veces desde entonces, dando más poder a la monarquía.

"Queremos reformas, una verdadera monarquía parlamentaria", indicó por su parte el sindicalista Maisara Malas.

Más de un centenar de partidarios del régimen seguían allí el viernes pero la policía los mantuvo a distancia para evitar una repetición de los disturbios.

En el resto del país, cerca de 2.000 personas se manifestaron en ciudades como Irbid y Karak para denunciar la corrupción y llamar a "reformas serias".

Las manifestaciones empezaron en Jordania en enero para protestar contra el aumento del coste de la vida.

Con la caída del presidente tunecino Zine el Abidine Ben Alí el 14 de enero, los manifestantes empezaron a reclamar reformas políticas y la caída del gobierno.

El 1 de febrero el rey destituyó a su primer ministro para calmar a los manifestantes y se comprometió a iniciar reformas.