miércoles, 23 de febrero de 2011

LIBIA: ÚLTIMAS HORAS DEL GENOCIDA GADAFI. SE ATRINCHERÓ EN UN CUARTEL MILITAR

CLARÍN (ARGENTINA)

La rebelión en Libia acorrala a Kadafi: se atrincheró en un cuartel militar

23/02/11 - 16:20

Los comités populares tomaron el este del país y avanzan hacia Trípoli. El gobernante dijo que no se irá y que aplastará a sus opositores como a "ratas". El conflicto habría dejado más de mil muertos.

Se resquebraja. Sin pausa. El régimen de Muamar Kadafi en Libia parece tener las horas contadas. Mientras la comunidad internacional evalúa sanciones y rechaza la sangrienta represión que ha lanzado sobre su pueblo que exige su renuncia, el dictador se vio obligado a atrincherarse en un cuartel militar.

Los manifestantes han tomado buena parte del este del país y avanzan firmes sobre Trípoli, la capital, que es testigo de las fuertes deserciones que padece el régimen. Entre ellas, la renuncia del ministro del Interior -que le rogó a Kadafi que frente los bombardeo-, ha golpeado al dictador.

Varios manifestantes anti-régimen izaron hoy sobre un edificio de Trípoli una bandera de la Era previa al gobierno de Muamar Kadafi y alinearon bloques de cemento para defenderse en una manzana de la capital. Esa es la escena que se ve en las imágenes de video publicadas hoy en Internet por opositores al gobierno libio.

Los vídeos fueron subidos a Facebook un día después de que Kadafi prometiera luchar hasta la ''última gota de sangre'', durante un discurso televisado que dio pie a una escalada en la sangrienta represión de disidentes que llevan adelante los partidarios del
líder libio.

Según aseguraron hoy círculos cercanos a Kadafi, el dictador se habría atrincherado junto con cuatro brigadas de las fuerzas de seguridad en la base militar Bab Al Asisiya, en Trípoli.

Kadafi ve cómo avanza la oposición desde el este del país. Rodeado por una rebelión que tomó el control de la provincia de Cirenaica y Misurata, a sólo 200 km de la capital, al mandatario prometió aplastar a sus opositores como a "ratas".

El mandatario ordenó ayer a sus tropas aplastar la rebelión -que según el gobierno dejó 300 muertos desde el 15 de febrero- y llamó a sus seguidores a salir este miércoles a las calles para expresarle su apoyo y "capturar a las ratas" que buscan derribar a la "Jamahiriya" (República de Masas) Popular y Socialista.

"Lucharé hasta la última gota de mi sangre", había proclamado el "Guía de la Revolución", de 68 años, en el poder desde 1969.

"Cirenaica no está más bajo el control del gobierno libio y hay enfrentamientos y violencia en todo el país", declaró en Roma el canciller italiano, Franco Frattini, quien pidió que cese inmediatamente "el horrible baño de sangre" que el "gobierno de Kadafi ha anunciado y continúa haciendo".

A su vez, Frattini, dijo a legisladores que era ''probable'' que más de 1.000 personas hayan sido asesinadas en los hechos violentos, tal como informaron los medios de comunicación italianos que citaron a testigos y fuentes de hospitales.

La organización Human Rights Watch, por su parte, habla de casi 300 personas asesinadas, en base a un conteo parcial.

El Consejo de Seguridad de la ONU reclamó ayer "el fin inmediato" de la violencia en Libia y condenó la represión, durante una reunión de urgencia dedicada a la crisis en el país africano

Por otra parte, la Unión Europea (UE) está preparada para evacuar a 10.000 de sus ciudadanos que se encuentran en Libia en las próximas horas y días, incluyendo por vía marítima, anunció el miércoles el ejecutivo comunitario.

Kadafi también enfrenta una ola de renuncias de diplomáticos y jerarcas de su régimen. Los últimos de la serie fueron el ministro del Interior, Abdel Fatah Yunes, quien pidió a las fuerzas armadas mostrar "solidaridad con la revolución", y el embajador de Trípoli en Indonesia, Salaheddin M. El Bishari.

La rebelión en Libia se suma a las de Túnez y Egipto que se llevaron acabo este año y que derrocaron a sus añejos gobernantes en lo que podría denominarse una de las mayores crisis del mundo árabe.

FUENTE: Agencias