sábado, 19 de febrero de 2011

MAYORÍA CHIÍTA DE BAHREIN SE HARTÓ DE SER DISCRIMINADA POR MONARQUÍA PARÁSITA. RÉGIMEN REPRIME A SANGRE Y FUEGO

Wefak rechaza la oferta de diálogo del rey

El principal bloque de la oposición chií de Bahréin ha rechazado la propuesta de diálogo lanzada por el rey, Hamad bin Isa al Jalifa, para intentar rebajar la tensión tras las violentas refriegas de esta semana. "No creemos que haya una voluntad seria de diálogo porque el Ejército está en las calles", ha explicado Ibrahim Mattar, miembro del bloque Wefak

Mattar ha condicionado el diálogo a que las autoridades acepten "el concepto de monarquía constitucional" y saquen a las tropas de las calles. "Entonces podremos llegar a un Gobierno provisional con nuevas figuras que podría no integrar a los actuales ministros de Interior o Defensa", precisó.

Horas antes el monarca había encargado al príncipe heredero, Salman Bin Hamad al Jalifa, que iniciara un diálogo político "con todas las partes". A tal fin le habría transferido "todos los poderes para satisfacer las esperanzas y aspiraciones" de los ciudadanos "de todos los sectores" y resolver así la actual crisis.

Entretando, decenas de personas tratan de recuperarse de las heridas sufridas en los últimos enfrentamientos con las fuerzas del orden. El escenario destacado de las manifestaciones, la plaza La Perla de Manama, ha sido testigo de los violentos combates que en los últimos días han provocado varios muertos y cientos de heridos, al parecer por la desproporcionalidad con la que las tropas reprimen a los manifestantes.