sábado, 19 de febrero de 2011

REBELIÓN EN KUWAIT CONTRA MONARQUÍA PARÁSITA Y DISCRIMINADORA

Nueva jornada de disturbios en las afueras de la capital de Kuwait


La Policía ha empleado gases lacrimógenos contra unos 300 árabes que se han manifestado a las afueras de la capital del pequeño país para exigir que se les conceda la nacionalidad kuwaití, lo que les daría acceso gratuito a educación, asistencia sanitaria y mejores oportunidades de trabajo, según ha informado un activista de Derechos Humanos.

Los disturbios, registrados en la localidad de As Salbiya, se han saldado con siete heridos, ha explicado el vicepresidente de la Sociedad de Derechos Humanos de Kuwait, Maha al Barjas.

Esta protesta supone la reedición de la registrada el viernes en Jahra, al noroeste de Kuwait ciudad y que, según Al Barjas, se saldó con entre 100 y 140 detenidos, la mayoría puestos en libertad este sábado.

Muchos de estos 'bedun' (sin nacionalidad) son descendientes de los nómadas kuwaitíes a los que no han podido superar los rígidos criterios establecidos por las autoridades kuwaitíes para acceder a la nacionalidad.