viernes, 11 de marzo de 2011

ARABIA SAUDITA Y KUWAIT: INICIAN PROTESTAS CONTRA REYES PARÁSITOS

EL UNIVERSAL (VENEZUELA)

Estallan protestas en Arabia Saudí y Kuwait
La fuerte presencia de la seguridad pareció mantener en calma a Riad, pero residentes reportaron que alrededor de 200 personas se manifestaron en la ciudad de Hofuf, que está cerca del yacimiento petrolífero de Ghawar, en el este del país, y de grandes instalaciones de refinerías. 

  EL UNIVERSAL
viernes 11 de marzo de 2011  12:08 PM
Riad.- Arabia Saudí y Kuwait registraron pequeñas protestas el viernes, Bahréin advirtió que una manifestación programada amenaza su seguridad y Yemen fue testigo de masivas concentraciones en medio de un malestar público que afecta a todo el mundo árabe.

Los días viernes han sido decisivos en los levantamientos populares que derrocaron a los líderes de Túnez y Egipto. Las revueltas ahora están impactando en la región del Golfo, rica en petróleo, que hasta el momento era considerada inmune a los disturbios civiles, informó Reuters.

La policía inundó las calles de la capital saudí con el fin de dispersar un día de protestas anunciado en las redes sociales por una heterogénea coalición de activistas que demanda reformas políticas en el reino conservador.

La fuerte presencia de la seguridad pareció mantener en calma a Riad, pero residentes reportaron que alrededor de 200 personas se manifestaron en la ciudad de Hofuf, que está cerca del yacimiento petrolífero de Ghawar, en el este del país, y de grandes instalaciones de refinerías.

Una protesta de un tamaño similar conducida por árabes desplazados en Kuwait fue dispersada con gases lacrimógenos por la policía el viernes.

Algunas de las reservas más grandes de petróleo del mundo están ubicadas en los estados árabes del Golfo, y Arabia Saudita es el principal exportador. El temor de que los violentos disturbios en el norte de Africa se expandan hacia esta zona generó un fuerte nerviosismo en los mercados.

Sin embargo, los precios del petróleo cayeron el viernes, con los operadores apostando en contra de alteraciones significativas en Arabia Saudita y también preocupados por el impacto del enorme terremoto en Japón.