jueves, 31 de marzo de 2011

LIBIA: CANCILLER DE DICTADOR GADAFI LO ABANDONA Y HUYE A LONDRES

EL PAÍS (URUGUAY)

Duro golpe a Gadafi al renunciar el canciller; EE.UU.armará a rebeldes

Guerra en Libia. Moussa Koussa, quien fue el jefe de la policía secreta, defeccionó y arribó a Londres. La coalición volvió a atacar. Obama firmó una declaración secreta para darles armas y dinero a los rebeldes. | Uganda es el primer país que está dispuesto a recibir al coronel


TRÍPOLI Y WASHINGTON | AFP Y
THE NEW YORK TIMES
Mientras el presidente Barack Obama ya autorizó secretamente armar a los rebeldes, el régimen de Moamar Gadafi recibió ayer otro duro golpe al viajar a Londres y renunciar el Ministro de Relaciones Exteriores.
Moussa Koussa, uno de los pilares de la dictadura libia, quien antes había dirigido la temible policía secreta y la estructura de inteligencia, arribó a Londres y declaró que no podía seguir sirviendo como representante del gobierno libio, de acuerdo con lo que indicó un comunicado del gobierno de Gran Bretaña. "Nos ha dicho que renuncia a su cargo", indicó la declaración británica. "Estamos discutiendo este asunto con él y difundiremos más detalles en el momento debido."
El gobierno de Obama ha realizado intensos esfuerzos para convencer a las figuras del entorno de Gadafi para que abandonen su apoyo al dictador. En el caso de Koussa, obtuvo el primer éxito, debido a que su defección tuvo impactante repercusión en Libia.
En el frente bélico, poco antes de las cuatro de la tarde locales, la coalición internacional presente en Libia llevó a cabo un ataque aéreo contra las fuerzas de Gadafi al Oeste de Ajdabiya. A varios kilómetros de la ciudad una bola de fuego de decenas de metros se elevó hacia el cielo, seguida de una columna de humo negro.
El ataque llenó de alegría a un centenar de rebeldes congregados en la puerta Oeste de esa ciudad. Los insurgentes habían pedido con insistencia la ayuda de la coalición internacional, cuya ausencia de ataques durante dos días fortaleció a las fuerzas de Gadafi. Ayer de mañana se apoderaron de Ben Jawad y del puerto petrolero de Ras Lanuf y progresaron hacia Brega, unos 80 kilómetros al Oeste de Ajdabiya.
De acuerdo con lo que indicaron fuentes rebeldes, Brega habría caído en manos del ejército gubernamental por la tarde, una información inverificable, aunque en Ajdabiya se escucharon cañonazos procedentes de la región de Brega, lo que demuestra la rápida progresión de las fuerzas del coronel. El avance progubernamental obligó a los rebeldes a retroceder bajo intensos disparos de tanques y de artillería.
Más al Oeste, en Misrata, las tropas leales a Gadafi llevaron a cabo una ofensiva con tanques y cohetes, un día después de un ataque que, según la rebelión y un médico, se cobró 18 vidas.
ARMAMENTO. La agencia Reuters, citada por El País de Madrid, consignó que el presidente norteamericano Barack Obama firmó una orden ejecutiva secreta para dar armas y apoyo económico a los rebeldes.
La emisión de la orden, similar a las que se suelen dar a la CIA, fue paralela a la autorización por parte de EE.UU. a la aplicación de la zona de exclusión aérea sobre Libia según la resolución 1.973 de ONU.
Al ser consultado anoche, el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que no puede comentar temas de inteligencia, aunque puntualizó que no se han entregado armas a los rebeldes.
En Libia, están operando agentes de la CIA y del MI6 británico para ayudar a individualizar las estructuras militares de defensa clave y centros de comando del régimen y de esa manera, orientar los ataques que lanzan los aviones aliados sobre distintos objetivos.
El suministro de armas divide a la comunidad internacional. El primer ministro británico David Cameron indicó que su gobierno no descarta tal alternativa, aunque todavía no ha tomado ninguna decisión al respecto. Además, Gran Bretaña expulsó a cinco diplomáticos de la embajada de Libia, alegando que podrían representar una "amenaza para la seguridad".
El canciller francés Alain Juppé declaró que está dispuesto a discutir una ayuda militar a los insurgentes, aunque admitió que eso no estaba previsto en la resolución de la ONU.
El portavoz de la cancillería italiana, Maurizio Massari, alegó que esa sería "una medida extrema" que "dividiría a la comunidad internacional" que participa de la ofensiva.
Noruega, Bélgica y Dinamarca, miembros de la coalición, también se manifestaron contrarios a entregar armas a los rebeldes, al igual que Rusia.

Las cifras

18 Es la cantidad de personas que fallecieron por ataques de las fuerzas de Gadafi en Misrata el martes, según fuentes médicas.
5 Son los diplomáticos libios en Londres que fueron expulsados del país por ser considerados una "amenaza para la seguridad".

Uganda le ofrece asilo al dictador

Kampala | El líder libio Muamar Gadafi podrá vivir en Uganda si lo desea, dijo el vocero del presidente de esa nación de África oriental ayer, en lo que parece ser el primer país que le ofrece refugio.
Se realizaban intensas gestiones diplomáticas para hallar un país al que Gadafi pueda ir, mientras continuaban las operaciones militares internacionales en contra de su gobierno.
El vocero del presidente de Uganda, Tamale Mirundi, dijo que el coronel podría residir en su país. Éste precisó que la política de su tierra es ofrecer asilo a quien lo busca, especialmente porque muchos ugandeses se fueron del país durante el largo régimen del dictador Idi Amin.
"Tenemos debilidad por quienes buscan asilo. A Gadafi se le permitiría vivir aquí si él así lo quiere", señaló Mirundi.
Otra posible razón por la cual Uganda podría aceptar a Gadafi es que el presidente Yoweri Museveni pertenece, al igual que el libio, a la vieja guardia de líderes africanos. Museveni ha estado en el poder durante 25 años, aunque ganó la reelección en febrero en lo que podría ser una señal de que muchos lo apoyan genuinamente.
Museveni planeaba viajar a Libia a mediados de marzo, pero en su lugar envió al ministro del Exterior. Días después, Museveni emitió un comunicado de nueve páginas denunciando la actividad militar estadounidense y europea para interferir en lo que él dijo era un asunto interno. Asimismo, elogió a Gadafi y le pidió negociar con los rebeldes.
"Cualquiera que sean sus faltas, es un verdadero nacionalista", dijo Museveni sobre el dictador. "Yo prefiero a los nacionalistas sobre los títeres de intereses extranjeros", agregó.
Un factor que complica el hecho de que Gadafi viaje a ese país podría ser la Corte Penal Internacional, cuyo abogado en jefe dijo que decidirá en mayo si formulará cargos contra él. Uganda es un país firmante del estatuto creado por esta corte.