viernes, 4 de marzo de 2011

LIBIA: CONTINÚAN COMBATES ENTRE FUERZAS DEL DICTADOR Y REBELDES

RTVE

Los rebeldes avanzan al este y Gadafi bombadea Bengasi y defiende el sur

La ofensiva rebelde sobre la localidad portuaria y petrolera de Ras Lanuf (al este de Trípoli), aparentemente exitosa, ha coincidido con el intento de las fuerzas leales a Gadafi de recuperar Al Zauiya, a 92 kilómetros al suroeste de la capital y el bombardeo de un polvorín junto a Bengasi.
El recrudecimiento de los combates de este viernes en ambas localidades, con reclamos de haber caído en manos de las dos partes ambas poblaciones, no ha hecho sino aumentar la confusión.
A últimas horas del día, la fuerza aérea de Gadafi ha sorprendido a los rebeldes con un bombardeo en su principal bastión al atacar un polvorín situado a 30 kilómetros de Bengasi con dos misiles, según testigos, y donde han muerto al menos 32 personas y decenas más resultaron heridos, según recuentos provisionales de fuentes médicas.
Uno de los testigos, Ali Uryani, ha asegurado a la agencia Efe que ha visto cómo hacia las 18.10 horas (española) caía en el polvorín un primer misil que ha causado una llamarada que se ha elevado a 40 metros, mientras otro segundo proyectil ha impcatado en el mismo cuartel cuatro minutos después.

Confusión en las victorias

Tanto Ras Lanuf como Zauiya son los dos principales campos de batalla y tienen una importancia decisiva por el acceso a las refinerías y a los pozos de petróleo, elementos clave a la hora de reivindicar el control del país de cara a la comunidad internacional.
Por ello, las tropas de Gadafi han lanzado una dura ofensiva contra Zauiya que, según ellos, les habría permitido recuperar por fin parte del control de la ciudad, que perdieron el domingo y que trataron recuperar sin éxito dos días después.
La televisión estatal libia ha anunciado a bombo y platillo que han recuperado la ciudad tras matar al "jefe del grupo terrorista" de la ciudad, Husseín Darbuk, y a su segundo, mientras que otros dirigentes opositores habrían sido detenidos.
Los rebeldes han confirmado la muerte de su comandante.
"El pueblo de Zauiya y los dirigentes de los comités populares han puesto la ciudad a salvo de las fuerzas terroristas armadas", ha señalado el primer canal de la televisión estatal mientras que el segundo canal ha apuntado que controlan la mayor parte de la ciudad.
Sin embargo, posteriormente fuentes del Gobierno han reconocido que aún hay partes que no controlan y han vaticinado que podrían estar en disposición de controlarla totalmente en la madrugada del viernes, ya que están en negociaciones con los opositores para que se rindan.
"Ha habido un fuerte bombardeo de Zauiya por las fuerzas de Gadafi y estamos escuchando que hay muchas bajas", ha declarado desde la capital rebelde, Bengasi, el portavoz de la coalición rebelde 17 de Febrero, Mustaá Geriani.
Varios testigos han declarado a las cadenas árabes y las agencias de noticias que podría haber decenas de muertos, entre 30 y 50.
Los rebeldes se encuentran acorralados en la plaza principal de la localidad pero han prometido que lanzarán una contraofensiva.
"Estamos en la plaza, todas nuestras fuerzas están aquí", ha declarado a Reuters Yusef Shagan, uno de los rebeldes. "La plaza está a salvo pero ellos están atacando por el este y el oeste. Lucharemos hasta el final", ha añadido.

La batalla de Ras Lanuf

La operación en Zauiya se antoja más fundamental aún para los pro-Gadafi ante el avance de los rebeldes desde el este del país por la estratégica carretera de la costa hasta la localidad petrolera de Ras Lanuf, cuyo aeropuerto tendrían controlado.
"Somos un pueblo que lucha, que no se rinde. Victoria o muerte. Nos vamos a parar hasta liberar todo el país...El tiempo de la hipocresía ha terminado", ha proclamado el líder del Consejo Nacional de los rebeldes y exministro de Justicia, Mustafa Abdel Jalil. Una arenga a la que la multitud ha respondido: "Libia es libre y Gadafi debe irse".
"Vamos a tomarlo todo, Ras Lanuf, Trípoli", ha declarado Magdi Mohammed, un desertor del Ejército que apoya a los rebeldes.
Dos docenas de opositores armados con rifles de asalto AK-47 y lanzadores de cohetes marcharon por la mañana hacia Ras Lanuf, donde los combates se han intensificado y se han escuchado múltiples explosiones.

Al menos cuatro personas habrían muerto en los enfrentamientos, según ha declarado un insurgente a la agencia AFP.
"Han tirado misiles Grad. Ví a cuatro personas muertas delante de mí alcanzados por un cohete", ha declarado el testigo que solo se ha identificado como Marai y que se encontraba a unos diez kilómetros al oeste de Ras Lanuf, hacia donde las ambulancias se han desplazado.
"Hemos visto personas que mueren en todas partes", ha asegurado otro voluntario de los insurgentes.

Gadafi bombardea Brega y Ejdabiya

Mientras, la aviación leal al dictador ha vuelto a bombardear la ciudad petrolero de Brega, en en poder de los rebeldes, según el canal Al Arabiya,
Gadafi se resiste a abandonar el control de este punto estratégico. El objetivo del ataque, según el canal de televisión, era una de las instalaciones petroleras de Brega, a unos 200 kilómetros al oeste de Bengasi, y cuyo control es clave para el suministro eléctrico del este del país en manos de los opositores, además de ser la principal ruta de acceso a la propia Bengasi.
El médico voluntario Abdelrahim Naguem ha asegurado que se habían producido varios bombardeos durante la noche y por la mañana, pero que, de momento, no han dejado vícitimas ya que iban dirigidos a los pozos petrolíferos.
Según el canal emiratí, voluntarios armados han sido movilizados desde la vecina Ejdabiya a Brega, para defender los bastiones rebeldes.
Ejdabiya también ha vuelto a ser blanco de los ataques de las fuerzas de Gadafi por sus depósitos de municiones. "Estábamos sentados aquí, oímos el avión, luego la explosión y entonces la tierra se movió. Pero han caído fuera de los muros", ha afirmado Hassan Faraj, quien estaba de guardia en un almacén de municiones en la base Haniyeh, cerca de Ejdabiya.

La oposición arremete contra Gadafi

Aunque los ataques aéreos se han sucedido en los tres últimos días sobre este enclave estratégico para los suministros energéticos y como ruta de acceso a la principal ciudad en manos de los rebeldes, las fuerzas leales al coronel libio no han movilizado aún suficientes tropas terrestres para lograr su propósito.
Ante esta situación el integrante de la Coalición Revolucionaria libia Mohamed al Mogerbi ha asegurado en Bengasi que el líder Muamar el Gadafi ha transgredido todos los límites del comportamiento humano y "sólo quiere derramar sangre".
"El comportamiento de Gadafi ha salido del universo humano y ha ingresado en el animal", ha declarado Al Mogerbi antes de insistir en que el dirigente libio "sólo quiere derramar sangre" y en que es capaz de vender su alma al diablo con tal de mantenerse en el poder.