lunes, 7 de marzo de 2011

LIBIA EN LLAMAS: GADAFI BOMBARDEA A SU PUEBLO. REVOLUCIONARIOS RESISTEN EN RAS LANUF Y AVANZAN A BIN YAUAD

LA VANGUARDIA (ESPAÑA)

Los rebeldes sufren el descontrol, pero combaten a Gadafi para tomar Sirte

Centenares de residentes en Ras Lanuf abandonan la ciudad ante los intensos bombardeos de las tropas de Gadafi para tomar su control

Internacional | 07/03/2011 - 08:55h 

Ras Lanuf (Libia) (Redacción/Agencias).- Los jóvenes milicianos que combaten contra los militares profesionales que luchan por el dictador Muanmar el Gadafi empiezan a sufrir su desorganización y la falta de responsables que les orienten en su ofensivas para tomar el control de ciudades como Sirte o Ras Lanuf.
Sin mandos militares, sin formación y con la única motivación de combatir por la libertad y la democracia que les dé un futuro mejor, los rebeldes intentan con armas como ametralladoras y obuses combatir con fuerza las preparadas tropas leales a Gadafi.
El testimonio tomado por un periodista de la televisión francesa France24 en la ciudad de Ras Lanuf deja claro con qué medios y en qué situación luchan las milicias rebeldes.
Con gafas de sol, una boina revolucionaria roja (que contrasta con el uniforme verde y bien preparado de los militares pro Gadafi) y un jersey negro (que busca emular el color de la bandera de la independencia Libia que se contrapone a la verde íntegra impuesta por la revolución de Gadafi hace poco más de cuarenta años, el joven Mohamed explica:
"Por la noche los jefes duermen en casa con sus mujeres y a nosotros nos ordenan permanecer en el frente, solos, sin órdenes claras y en muchas ocasiones con armas sin munición porque no estamos organizados a nivel logístico y esperamos recibir armas y munición cuando asaltamos un cuartel gubernamental", relata el joven rebelde.
Hoy lunes, los rebeldes avanzan hacia la ciudad de Bin Yauad -600 kilómetros al este de Trípoli-, que ayer vivió los combates más encarnizados. Las tropas de Gadafi lanzaron duros ataques contra esta ciudad situada en el camino hacia Sirte, su ciudad natal, según informa la cadena de televisión qatarí Al Yazira.
La aviación leal al coronel Muamar al Gadafi continúa bombardeando en las inmediaciones de Ras Lanuf, en el este de Libia, y una nueva bomba cayó hoy a un kilómetro de donde se encontraban los milicianos, según constató EFE en ese lugar.
Las baterías antiaéreas rebeldes abrieron fuego ante la llegada del avión, que descargó su bomba a unos cien metros de la carretera en zona desértica.
Los milicianos rebeldes mantienen hoy el control del puerto y la terminal petrolera de Ras Lanuf, a 200 kilómetros al este de Sirte, su próximo objetivo militar, y mantienen enfrentamientos en Ben Yauad, a medio camino entre ambas localidades, informaron a EFE fuentes rebeldes.
En la terminal portuaria, una decena de baterías custodian el estratégico enclave y más de un centenar de milicianos protegen sus accesos, según constató hoy EFE.
No hay cifras de víctimas, pero los hospitales están desbordados
No existen cifras oficiales de muertos y heridos para ilustrar la masacre que puede estar ocurriendo en Libia, ante la falta de consenso para intervenir de la comunidad internacional. El único dato es el que facilitaron la semana pasada fuentes médicas que cifraron en 6.000 las personas muertas desde el inicio de los combates hace ya diez días.
Pero lo que sí es cierto es que los hospitales de Bengasi, Ras Lanuf y Misrata -donde se han intensificado y producido ataques con fuego real desde el pasado sábado- hay centenares de heridos y "se han visto muchas personas muertas del lado de los rebeldes", segun testigos entrevistados por los reporteros de la cadena francesa France24.
Los residentes en Ras Lanuf, ubicada en el este de Libia, han comenzado a abandonar la ciudad este lunes por temor a que se produzca una ofensiva de las fuerzas leales al mandatario, Muamar Gadafi, como ha ocurrido en otros puntos de la costa.
"Estamos yéndonos simplemente porque estaremos más seguros", dijo el padre de una de las familias que ha decidido abandonar la ciudad con todas sus pertenencias. Mientras, los rebeldes apostados en los puestos de control ubicados en la carretera que une Ras Lanuf con Bin Jawad han indicado que se están replegando al desierto para poner a salvo las pocas armas con las que cuentan para combatir a las fuerzas de Gadafi, según informa la agencia de noticias Reuters.
"Hemos oído que nuestras posiciones van a ser bombardeadas, así que hemos protegido nuestras armas, las hemos llevado al desierto", ha asegurado uno de los rebeldes.
El domingo, las tropas gubernamentales recuperaron Bin Jawad, cerca de Sirte -la ciudad natal de Gadafi- después de un intenso bombardeo que obligó a los opositores a reagruparse en Ras Lanuf. No obstante, muchos de ellos ya han manifestado su intención de emprender el contraataque. Como consecuencia de estos enfrentamientos, al menos dos personas murieron y otras 31 resultaron heridas, según han informado fuentes médicas de Ras Lanuf.
Estas cifras podrían ser mayores, ya que algunos de los afectados no habrían conseguido llegar a los hospitales debido a la intensidad de los enfrentamientos.
Los rebeldes libios tomaron a 14 soldados como prisioneros en el marco de los combates contras las tropas del líder Muamar al Gadafi en el oeste del país, aseguró hoy un portavoz de la insurgencia a la televisión árabe Al Yazira.
Según sus declaraciones, de los 14 soldados de la brigada Jamies, cuatro fueron llevados al hospital heridos, según informa la agencia de noticias DPA.
En los combates por el control de las ciudades de Misurata y Al Zawiya se produjeron muertes en ambos bandos, mientras la situación en el frente sigue sin cambios tanto en el oeste como en la costa este.
Además, la batalla por la ciudad de Bin Yawad sigue sin decidirse, aseguró el portavoz. Mientras tanto, un secretario general del Ministerio del Exterior libio, Yumaa Ibrahim, criticó duramente como "inaceptable e ilegal" los contacos de diplomáticos franceses y británicos con los rebeldes en el este del país, al considerar que el único interlocutor para los extranjeros debe ser el gobierno libio.
Mientras, la Unión Europea (UE) y la ONU ya enviaron misiones a Libia para monitorear la situación. El ministro del Exterior libio, Mussa Kussa, accedió en la noche del domingo al envío de un equipo de la ONU a Trípoli, mientras el de la UE ya está de camino al país norafricano, según informó la oficina de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.
La batalla en Sirte, la ciudad natal de Gadafi
La ciudad de Sirte se ha convertido en uno de los puntos calientes de las revueltas en Libia. A mitad de camino entre Trípoli y Bengasi, el lugar donde nació Muamar Gadafi ha sido y sigue siendo un feudo del dictador, pero los revolucionarios se han marcado como objetivo hacerse con él y avanzan decididos para conquistarlo.
A la importancia estratégica de Sirte, que acoge una enorme base militar y varias instalaciones petroleras, hay que sumar el valor simbólico que alberga para el régimen de Gadafi.

2 comentarios:

Lilian dijo...

Ese criminal de gadafi es escoria, maldito, ojalá llegue pronto ayuda y no mueran tantas personas.

Lilian dijo...

Ese criminal de gadafi es escoria, maldito, ojalá llegue pronto ayuda y no mueran tantas personas inocentes, la liga árabe y el mundo entero tiene que estar comprometido en ayuda a Libia que lamentablemente ha estado gobernado por un tirano, que no tiene reparos en mandar a matar a la gente que no acepta un gobierno que no respeta la dignidad humana.