miércoles, 23 de marzo de 2011

LIBIA: GADAFI BOMBARDEÓ HOSPITAL DE CIUDAD REBELDE MISRATA

EL UNIVERSAL (VENEZUELA)

Fuerzas de Gadafi bombardean el hospital de Misrata
 
La coalición bombardeó este miércoles tropas terrestres del coronel Gadafi, sobre todo en Misrata donde, según un médico, 17 personas murieron el martes por disparos de francotiradores y por obuses de las fuerzas gubernamentales.
Rebeldes libios hacen el signo de la victoria mientras recorren la carretera que comunica Ajdabiya con Benghazi (Efe)
  EL UNIVERSAL
miércoles 23 de marzo de 2011  07:44 PM
Benghazi, Libia.- Las fuerzas gubernamentales libias bombardeaban el miércoles por la noche el principal hospital de Misrata y varias casas de esta tercera ciudad del país situada a 200 km al este de Trípoli, declararon un testigo y un portavoz rebelde contactados por teléfono.

"Las fuerzas (del dirigente libio Muamar) Gadafi bombardean el principal hospital de Misrata", afirmó un habitante de la ciudad, destacó AFP.

"La situación es pésima y muy grave aquí en Misrata. Los tanques están bombardeando el hospital y casas", afirmó un portavoz de la rebelión en la ciudad.

La coalición bombardeó este miércoles tropas terrestres del coronel Gadafi, sobre todo en Misrata donde, según un médico, 17 personas murieron el martes por disparos de francotiradores y por obuses de las fuerzas gubernamentales.

El viceministro libio de Relaciones Exteriores, Jaled Kaaim, desmintió que hubiera operaciones militares en esta ciudad y repitió que el régimen respeta el alto el fuego impuesto por una resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Las otras partes, rebeldes y coalición, tienen que respetar el alto el fuego", declaró durante una conferencia de prensa la noche del miércoles.

Las empresas nacionales de agua, electricidad y telecomunicaciones afirmaron que sus redes resultaron dañadas en Misrata por "actos de sabotaje" y por los ataques aéreos de la coalición internacional y desmintieron que hubiera un corte premeditado.

Los responsables de esas compañías explicaron en conferencia de prensa que sus técnicos no pudieron acceder a la ciudad para reparar las fallas debido a las "condiciones de seguridad".

Los 500.000 habitantes de esta ciudad están privados de agua, electricidad y telecomunicaciones desde hace una semana.

Los habitantes acusan a las autoridades de haber planificado estos cortes para castigar a la ciudad.