martes, 15 de marzo de 2011

LIBIA: GADAFI YA ASESINÓ A 10.000 LIBIOS E HIRIÓ A 50.000 MÁS, MIENTRAS EL MUNDO MIRA IMPASIBLE

SIGLO 21
La represión en Libia podría haber causado ya 10 mil muertos

La ONU estudia una "zona de exclusión aérea" para impedir los bombardeos a civiles

Mientras continua la violenta represión contra los manifestantes, alentada por el discruso de Muamar Gadafi en el que pedía a sus seguidores proteger a su "líder de la Revolución", también surgen rumores sobre los intentos del régimen por borrar las pruebas de la masacre



SIGLO XXI

Los enfrentamientos entre los opositories al régimen de Gadafi y los partidarios junto a las fuerzas de seguridad, ya han causado 10 mil muertos y 50 mil heridos. Los números, balance entre ayer y el 15 de febrero, han sido avanzados por Sayed al Shanuka, miembro libio del Tribunal Penal Internacional.

En declaraciones a la televisión Al Arabiya, el presidente de la Comisión de Justicia y Democracia del tribunal también añadió que "desde que Gadafi está en el poder ha asesinado a millares de personas y también presos". El desmedido número de víctimas mortales es todavía imposible de confirmar debido a las dificultades de comunicación con el país. Ayer, médicos de los hospitales de Trípoli y de Bengazhi, hablaban de 400 muertos, el número que informaba también la ONU. Franco Frattini, ministros de Negocios Extranjeros de Italia, decía que el número total de víctimas podría superar las mil.

"El País" citaba ayer varios testimonios de españoles que vivem en el país libio y describían "cuerpos retirados por las fuerzas de seguridad". La misma información la ofreció al diario portugués "i" un estudiante de medicina en Trípoli. Según Majede, el estudiante, Gadafi está quemando los cuerpos para deshacer las pruebas.

Los opositores de Gadafi, dicen que ya han "conquistado" el terreno que va desde la frontera de Egipto hasta Bengazhi. Según agencias internacionales, los rebeldes han ocupado las carreteras próximas al litoral mediterráneo que desde Egipto a Tobruk, que en los últimos días se ha convertido junto con Bengazhi en uno de los bastiones de la revolución.

Entre la gente crece la esperanza de que el líder acabará por ceder y exigen que la bandera de la independencia de 1951, anterior al régimen de Gadafi, vuelva a ondear en el país.

Después de que el presidente dijese al pueblo que los manifestantes están siendo manipulados por líderes religiosos que quieren islamizar el paíse, el segundo ministro de Negocios Extranjeros, Khaled Kaim, ha garantizado que Al-Qaeda tiene establecido un emirato islámico en Derna (al este del país), dirigido por un antiguo preso de Guantánamo.

Lentamente, Estados Unidos y la Unión Europea comienzan a manifestarse ante los acontecimientos en Libia. Ayer, Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, dijo que la violencia en el paíse es "completamente inaceptable" y adelantó que "varias opciones, como sanciones, están siendo analizadas". También el presidente francés, Nicolas Sarkozy, condenó la "represión continua, brutal y sangrienta de civiles libios".

Navi Pillay, alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, confirmó ayer los rumores de un bombardeo a los manifestantes por gobierno libio, y añadió que es necesario proteger a los civiles. Para ello, dijo que está considerando la imposición de una zona de exclusión aérea, lo que impide el uso de los combatientes de la Fuerza Aérea Libia y helicópteros contra la población.

Éxodo masivo
Sybella Wilkes, la voz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, habló sobre la posibilidad de una crisis humanitaria en Libia. "La ONU se está preparando para un éxodo significativo" de la población a los países vecinos. "Es posible que las personas utilicen botes para llegar a Europa. Las opciones más viables a través de Túnez, Egipto y el Mar del Norte. Tenemos que ser flexibles."