domingo, 6 de marzo de 2011

PUEBLO YEMENITA QUIERE ECHAR A DICTADOR SALEH Y SE OPONE A AL-QAEDA

INFOBAE

La oposición de Yemen llamó a intensificar las protestas

Se declaró determinada a echar al presidente Alí Abdalá Saleh, buscando terminar con el régimen que se niega a ceder. Asimismo, acusó al grupo islamista Al Qaeda de tres ataques que costaron la vida de seis militares
La oposición de Yemen llamó a intensificar las protestas
Crédito foto: AP
Una importante muchedumbre continuó hoy la protesta pacífica instalada frente a la universidad de Saná desde el 20 de febrero para obtener la caída del gobierno de Saleh. En Ibb, que está a unos 200 Km. al sur de la capital, los manifestantes fueron atacados por partidarios del régimen y 61 de ellos resultaron heridos.
Cientos de personas favorables al Congreso Popular General (CPG, en el poder) atacaron a los manifestantes sin que las fuerzas de seguridad interviniesen, precisó Abdulkarim Mohamed Alí, un organizador local de la protesta.
Tres ataques separados, atribuidos a la red islamista Al Qaeda, causaron la muerte de seis militares en tres regiones del país, según responsable locales.
En Maareb (173 Km. al este de Saná), desconocidos dispararon contra cuatro miembros de la Guardia Republicana que se encontraban a bordo de un camión del ejército, matándolos instantáneamente, de acuerdo con una fuente local.
"Este ataque se parece a los lanzados en el pasado por Al Qaeda", añadió el responsable de la provincia. El ataque se produjo cerca de Wadi Abida "un refugio de Al Qaeda", precisó.
En el sur del país, un coronel de los servicios secretos, Abdel Hamid al Sharabi, murió por disparos de "dos miembros de Al Qaeda" en Zinjibar, capital de la provincia de Abyan, indicó un responsable provincial.
En la provincia sureña de Hadramut, un segundo coronel, Shayef al Shuaibi, cayó bajo las balas de dos otros dos presuntos miembros de la organización terrorista.
Según éstos, hombres armados a bordo de una motocicleta dispararon contra el coronel cuando éste se encontraba en un restaurante de la ciudad de Seyun, alcanzándolo en la cabeza.
El oficial falleció instantáneamente y sus agresores se dieron a la fuga. Al tiempo en que ocurrían estos hechos, la oposición incitó a "todo el pueblo a que intensifique las manifestaciones en todas las regiones, con el fin de que no haya otra opción (para el jefe de Estado) más que la dimisión", según el portavoz de la oposición parlamentaria, Mohamad al Sabri.
El presidente yemení Saleh, en el poder desde hace 32 años, rechazó el sábado una proposición que hizo la oposición, a través de la mediación de dignatarios religiosos, para que renuncie antes del fin de este año, cuando su mandato termina en 2013.