lunes, 7 de marzo de 2011

URGENTE: GADAFI ESTARÍA NEGOCIANDO SU HUÍDA DE LIBIA. EL GENOCIDA HABRÍA SUFRIDO UN INFARTO

INFOBAE.COM

Aseguran que Khadafi negocia su salida de Libia

El diario árabe Al-Sharq al-Awsat asegura que el dictador ofreció transferir la autoridad a los rebeldes a cambio de inmunidad internacional y un exilio dorado a donde él mismo elija

Crédito foto: AP

De acuerdo con lo informado por el prestigioso diario árabe, el dictador estaría buscando entablar conversaciones con los rebeldes en Bengasi con la intención de garantizar la seguridad de sus familiares y de sus fondos en el exterior. En caso de lograr un entendimiento, renunciaría frente a su Parlamento.

El diario Al-Sharq al-Awsat, es propiedad de príncipe Salman bin Abdul-Aziz, un miembro de la realeza saudí. Con sus oficinas centrales en Londres, el periódico se distribuye vía satélite y se imprime en Londres, Frankfurt, Nueva York, Casablanca, El Cairo, Riad, Jedda, Dammam, Medina, Dubai, Bagdad, y Beirut. Es conocido como el diario internacional en árabe.

En su informe, el medio se hace eco de rumores que indican que Khadafi habría sufrido un infarto.

"Hasta el momento no hay ninguna respuesta oficial a la propuesta de Khadafi, ni positiva ni negativa" comentó el diario respecto de la disyuntiva de los rebeldes.

En medio de la avanzada de las fuerzas oficialistas hacia el este, un ex primer ministro libio, Jadallah Azous Al-Talhi, leyó un discurso en la televisión pública. En su alocución dirigida a los ancianos de la ciudad de Bengasi, instó a entablar un diálogo para evitar mayores derramamientos de sangre.

Los opositores negaron cualquier posibilidad de diálogo antes de recibir la renuncia de Khadafi. El panorama parece distar del diálogo en momentos en que los enfrentamientos recrudecen. Las  fuerzas oficialistas se muestran más fuertes y reconquistan ciudades del este.

El domingo, la ciudad de Bin Jawad cayó en manos leales al dictador luego de una emboscada en la madrugada. Durante la mañana del lunes, los bombardeos oficialistas atacaron la ciudad petrolera de Ras Lanuf, a 300 kilómetros al sudoeste de Bengasi.