martes, 15 de marzo de 2011

URGENTE LIBIA: CONTRAATAQUE REBELDE SORPRENDE A TROPAS DE GENOCIDA GADAFI

LA NACION (ARGENTINA)

Inesperado contraataque de los rebeldes cerca de Benghazi

Avanzaron sobre el puerto petrolero de Brega; oferta de Khadafy a los desertores

Martes 15 de marzo de 2011 | Publicado en edición impresa
Inesperado contraataque de los rebeldes cerca de Benghazi
Un rebelde se prepara para el combate cerca de Ras Lanuf. Foto Reuters
Témoris Grecko
Para LA NACION
BENGHAZI.- Una señal de esperanza llegó a Benghazi. De haber tenido el éxito que le atribuyen los mandos revolucionarios, el inesperado contraataque rebelde en el puerto petrolero de Brega, ayer, puede haber mostrado vulnerabilidades en la estrategia de la tropas de Muammar Khadafy y obstaculizar, además, su avance sobre la estratégica Ajdabiya.
Esta ciudad de más de 100.000 habitantes tiene una posición clave, ya que desde ahí parten las dos rutas más importantes del este del país, hoy en manos de la oposición: una, al Norte, 160 kilómetros hasta Benghazi, la urbe de más de 600.000 habitantes que es el centro político de la revolución del 17 de febrero, y la otra hacia el Nordeste, hasta Tobruk, la población más cercana a la frontera con Egipto.
Si el ejército de Khadafy lograra tomar Ajdabiya y quisiera asumir los riesgos de exponer sus líneas de aprovisionamiento, podría dirigirse hasta Tobruk, cortar la comunicación por tierra con Egipto y realizar un movimiento en pinza desde ahí. Tendría que enfrentar, sin embargo, no sólo a la población rebelde de Tobruk, sino a las de otras ciudades, como Derna, Shahat y Baida.
Como todas estas poblaciones están en la costa y tienen puertos a través de los cuales reciben aprovisionamiento, esto no significaría la muerte por asfixia de la rebelión.
La otra opción es marchar directamente a imponer un sitio sobre Benghazi. Pero, en cualquier caso, es necesario primero tomar Ajdabiya.
Hasta el jueves pasado, los observadores tenían la impresión de que las fuerzas oficiales no se estaban empleando con toda su fuerza en el Este. Pero esto cambió ese día cuando los bombardeos empezaron a ser más letales y afectaron la infraestructura petrolera de Sidra y Ras Lanuf. Fue el inicio de una ofensiva que hizo retroceder 150 kilómetros a los rebeldes, y preparó el sitio sobre Ajdabiya.
La operación sorpresa que lanzaron los combatientes de la oposición, sin embargo, aprovechó las vulnerabilidades de la táctica del ejército, que consiste en barrer los grupos y posiciones rebeldes con bombardeos durante el día; así, los fuerza a abandonar zonas que la infantería gubernamental ocupa durante la noche y aprovecha también que los indisciplinados combatientes voluntarios suelen retirarse a dormir a la retaguardia.
En la noche del domingo no lo hicieron así; sin embargo, y según la versión de sus mandos, apoyada con declaraciones individuales de combatientes que participaron, avanzaron en la oscuridad hacia Brega y sorprendieron a los soldados enemigos, les infligieron más de 20 bajas y tomaron, además, 65 prisioneros. "Parecían verdaderamente sorprendidos de que estuviéramos ahí", dijo a LA NACION Abdulrahman Turjani, un combatiente que regresó ayer. "Y creo que no tenían muchas ganas de pelear porque muchos corrieron".
No está claro que Khadafy esté dispuesto a todo para tomar Ajdabiya y conquistar el Este. Algunos periodistas árabes creen que, antes que seguir entrampado en una guerra larga, el dictador podría preferir una situación de facto en la que él controla la riqueza petrolera del país, que se aseguró al tomar Brega y Ras Lanuf, y permite que la región de Cirenaica adquiera una autonomía de facto.
Esto es una de muchas especulaciones, sin embargo, y los mandos rebeldes esperan con impaciencia que la ONU impida que la aviación de Khadafy siga bombardeando a combatientes y civiles.
Después de que la Liga Arabe pidiera al Consejo de Seguridad una zona de exclusión aérea, la decisión se enfrenta al posible veto de dos miembros permanentes, Rusia y China, y a la oposición de uno temporal: la India. No fue disimulada la oferta que Khadafy hizo en persona, en la madrugada ayer, cuando abrió sus puertos para que cargaran petróleo barcos, claro está, de Rusia, China y la India.
Y a través de la televisión pública, lanzó un gancho que puede crear problemas en las filas rebeldes, en las que hace falta mucho más que el golpe dado en Brega para matar la percepción de que una derrota es posible: el gobierno avisó a "todos los soldados que fueron engañados que habrá una amnistía para cada uno de quienes regresen mostrando su arrepentimiento y entreguen su arma".

LA ONU, DIVIDIDA SOBRE UNA ACCIÓN EN LIBIANUEVA YORK (Reuters).- Un dividido Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas discutió ayer sobre la posibilidad de crear una zona de exclusión aérea en Libia, pero no se llegó al consenso entre sus 15 miembros. Rusia continuó mostrándose reticente ante la iniciativa. Por su parte, Francia, que junto con Reino Unido ha liderado el llamado a prohibir los vuelos militares en el país magrebí, expresó su esperanza de que el Consejo de Seguridad tenga en cuenta la reciente adhesión a su propuesta de los países integrantes de la Liba Arabe.