domingo, 6 de marzo de 2011

URGENTE LIBIA: PROPAGANDA DE GADAFI MENTIROSA. EL GENOCIDA NO RECUPERÓ NINGUNA CIUDAD REBELDE, PERO LAS BOMBARDEÓ.

TERRA (PERÚ)

Libia: operación de propaganda en Trípoli desestabiliza a la oposición
06 de marzo de 2011 14:20

Primero se escucharon tiros en el cielo de Trípoli, luego la televisión anunció las ciudades "liberadas" por el ejército de Muamar Gadafi y al final, manifestantes celebraron la supuesta victoria del régimen. Una operación de propaganda que desestabilizó a la oposición.
Los insurgentes, que tomaron el control del este del país, se despertaban tranquilamente en Bengasi, Ajdabiya y Ras Lanuf mientras que la capital amanecía con el sonido de disparos de Kalashnikov y de armamento pesado.
Al cabo de una media hora, la cadena de televisión Al Libya, muy cercana a Seif al Islam, uno de los hijos del coronel Gadafi, desplegó una serie de anuncios: el ejército marcha hacia Bengasi; Tobruk, Misrata y Ras Lanuf recuperadas de las manos de "bandas terroristas"; desestabilizando así a los opositores.
Sin embargo, periodistas de la AFP en Ras Lanuf, así como gente contactada en Tobruk, afirmaron que todo estaba en calma en esas localidades.
La televisión mostró también imágenes de "manifestaciones de alegría" en Sirte, la ciudad natal de Gadafi y en Sebha (sur), dos ciudades que hasta ahora los rebeldes nunca dijeron haber ocupado.
En medio del alboroto de la capital, los tiros redoblaron, provocando que miles de libios, hombres, mujeres y niños, se reunieran en la plaza Verde para cantar, al ritmo de los tiros de metralleta, su amor por el líder libio. Estas escenas fueron inmediatamente transmitidas por la televisión libia.
En la plaza, se distribuyeron gorras con la imagen de Gadafi, así como banderas verdes, el color del islam y del régimen. La policía y el ejército se unieron al regocijo de la muchedumbre, disparando sus armas hacia el cielo de Trípoli.
En la capital, procesiones de miles de automóviles desfilaban sobre las grandes avenidas, tocando el claxon y gritando "¡Alá, Muamar, Libia y ya está!".
"Los hemos echado, nosotros ganamos", dijo Mohamed, manejando su auto. Pero cuando se le preguntó sobre las batallas ganadas por el ejército de Gadafi respondió: "No sé en dónde ganamos, pero ganamos".