viernes, 11 de marzo de 2011

URGENTE LIBIA: TODA EUROPA RECONOCE A LOS REVOLUCIONARIOS LIBIOS ANTI-GADAFI COMO GOBIERNO LEGÍTIMO LIBIO

Por Anna Cuenca (AFP) – hace 2 horas
BRUSELAS — Los líderes de la Unión Europea (UE) incrementaron la presión este viernes sobre el régimen libio de Muamar Gadafi al reconocer al opositor Consejo Nacional de Transición (CNT) como un "interlocutor político" y contemplar "todos los medios necesarios" para proteger a la población libia.
"La seguridad del pueblo (libio) debe ser garantizada por todos los medios necesarios", afirmaron los jefes de Estado y de gobierno de la UE, dejando la puerta abierta a una opción militar, en la declaración final de una cumbre extraordinaria, en Bruselas, dedicada al conflicto libio.
El presidente de la UE, Herman Van Rompuy, puntualizó que los europeos estudian "todas las opciones" posibles para "proteger a la población civil" libia, a condición de que exista una base jurídica "clara" -en alusión a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU- y un respaldo de las naciones árabes vecinas.
A este efecto, la UE prevé organizar "en las próximas semanas" una cumbre junto a la Liga Árabe y la Unión Africana, anunció el presidente francés, Nicolas Sarkozy.
Reduciendo sus diferencias sobre la estrategia a seguir, los 27 accedieron, tal como pedían Francia y Gran Bretaña, a entablar un diálogo con el CNT, gobierno embrionario de transición que coordina los consejos de las ciudades en manos de la rebelión.
"La Unión Europea da la bienvenida y alienta al Consejo Nacional de Transición interino, con sede en Bengasi", en el este de Libia, "que considera como un interlocutor político", afirmó la declaración final de la cumbre.
Sin embargo, la declaración final no ocultó que algunas divergencias persisten: la canciller alemana, Angela Merkel, consideró que el CNT es "un socio de discusión", pero "esto no significa un reconocimiento como único socio con quien discutir", como sostiene su par francés.
Merkel afirmó, asimismo, ser "fundamentalmente escéptica" sobre una intervención militar en Libia en este momento, pero recordó que la situación en el país norafricano evoluciona cada día.
"En el estadio actual, no hemos podido decidir absolutamente nada", admitió, pero "cada día hay una nueva situación", reconoció.
A su llegada a la cumbre por la mañana, Sarkozy había anunciado que Francia estaba preparada "para llevar a cabo acciones selectivas" contra el régimen de Gadafi si éste "recurre a armas químicas o a la aviación contra ciudadanos pacíficos".
Una fuente europea apuntó que la propuesta de Sarkozy no es descabellada: "A juicio de algunos gobiernos europeos, existen fuentes suficientemente fiables" que hablan de la presencia de armas químicas en Libia, afirmó.
París y Londres trabajan desde hace días en un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para imponer una zona de exclusión aérea sobre territorio libio.
A pesar de que esa posibilidad debía ser debatida durante la cumbre europea, la declaración final omitió hacer la más mínima referencia.
Los líderes europeos decidieron asimismo una serie de medidas para apoyar las reformas democráticas en los países del sur del Mediterráneo, la preparación para una eventual llegada masiva de inmigrantes a Europa a raíz de la situación en varios países árabes y una ayuda humanitaria a la región.
Más de 250.000 personas han huido de Libia hacia los países vecinos, Túnez y Egipto, desde que comenzó la revuelta popular a mediados de febrero, según la ONU.