domingo, 13 de marzo de 2011

URGENTE LIBIA: TROPAS DE GENOCIDA GADAFI SE ENFRENTAN ENTRE SÍ EN MISRATA

Las fuerzas de Gadafi se enfrentan entre sí

YERBA (TÚNEZ), 13 Mar. (Reuters/EP) -

   El asalto contra la ciudad libia de Misrata (oeste), controlada por los rebeldes, se ha estancado este domingo debido a los enfrentamientos entre miembros de las fuerzas de seguridad del dirigente libio, Muamar Gadafi, según han afirmado los sublevados, aunque el Gobierno niega que se haya producido un motín.
   Vecinos de la zona han explicado que las reyertas comenzaron este sábado, después de que varias unidades de las fuerzas de Gadafi se negaran a atacar Misrata, la tercera ciudad más grande del país y el único lugar de la región occidental que sigue desafiando abiertamente la autoridad del Gobierno.
   "Están luchando entre ellos desde por la mañana temprano. Oimos los enfrentamientos", ha declarado a la agencia Reuters por teléfono un combatiente rebelde llamado Mohamed. "La división que existe entre ellos nos ha caído del cielo. Justo cuando pensábamos que ya llegaba el final, ocurre esto. Ahora estamos esperando a ver qué pasa", ha explicado.

   Un portavoz de los rebeldes que se encuentra en Misrata ha descrito la situación en el centro de la ciudad como "muy tranquila". "Ahora no hay lucha. La gente ha salido a la calle para comprar lo que necesita. (...) El problema está a las afueras de la ciudad. Los miembros de las brigadas se están disparando", ha añadido.
   Los vecinos han precisado que el principal grupo que se está preparando para atacar Misrata es la Brigada número 32, que está liderada por un hijo de Gadafi, Jamis, y, según los analistas militares, es la fuerza mejor entrenada y equipada del líder libio.
   Gadafi, que lleva cuatro décadas en el poder, perdió el control de grandes zonas del este del país el pasado febrero a raíz de la revuelta popular en su contra, pero durante la semana pasada la situación ha mejorado para él.
   Sus fuerzas han sofocado una rebelión en Zawiya --50 kilómetros al oeste de Trípoli-- y han empujado a los rebeldes hacia el este, arrebatándoles el control de la terminal petrolera de Ras Lanuf.