viernes, 18 de marzo de 2011

YEMÉN: DICTADOR SALEH EJECUTÓ GENOCIDIO CONTRA PUEBLO YEMENÍ

PRENSA LATINA

Estado de emergencia en Yemen tras morir 41 opositores


18 de marzo de 2011, 15:05Sanaa, 18 mar (PL) El presidente de Yemen, Ali Abdulah Saleh, decretó hoy el estado de emergencia para tratar de desarticular el movimiento de protestas antigubernamentales, luego que más de 40 opositores murieron a causa de la represión policial.

  La decisión del mandatario se conoció horas después de que fuerzas de seguridad y simpatizantes suyos arremetieron contra activistas que se manifestaban en el campus de la Universidad de Sanaa en demanda de la renuncia del jefe de Estado y de reformas democráticas.

El Gobierno reconoció sólo la muerte de 25 opositores y Saleh lamentó esos decesos calificando a las víctimas de "mártires de la democracia", pero los activistas y fuentes médicas fijaron en 42 la cifra de víctimas fatales y en más de 300 los heridos.

Además de valorar como "lamentable" la matanza, anunció una compensación monetaria del Estado para los familiares de los muertos.

En rueda de prensa, el presidente negó que las fuerzas de seguridad hayan atacado a civiles y afirmó que grupos armados supuestamente se infiltraron en las demostraciones en distintos puntos de la capital.

"La policía no estaba (en el lugar de los incidentes) y no abrió fuego. Los choques ocurrieron entre ciudadanos y opositores", justificó el mandatario al considerar que "está claro que hay elementos armados entre los manifestantes".

Sin embargo, fuentes médicas que asistieron a los activistas en plena calle y los manifestantes denunciaron que efectivos policiales y francotiradores abrieron fuego contra miles de personas que marcharon después de los rezos musulmanes para exigir la renuncia del presidente.

Los disparos se escucharon poco después que los opositores comenzaron a marchar e intentaron derribar un muro levantado por vecinos del campus universitario que les impedía colocar más tiendas de campaña erigidas en las últimas semanas en la llamada Plaza del Cambio.

Con los muertos de hoy suman más de 70 las víctimas fatales desde el inicio de las movilizaciones populares el pasado 27 de enero en esta capital, así como en otras ciudades de este país de la Penúnsula Arábiga, sobre todo en las sureñas Taiz y Adén.

Según medios noticiosos locales, el ministro yemenita de Turismo presentó su dimisión en protesta por la brutal represión policial, la más grave y sangrienta desde el inicio de las protestas.