lunes, 4 de abril de 2011

EEUU RETIRA APOYO A DICTADOR SALEH DE YEMÉN

VANGUARDIA

Retira EU el apoyo al presidente de Yemen; quiere su renuncia

Revela el diario The New York Times que Alí Abdullah Saleh, aliado de Washington, perdió el respaldo por su incapacidad de negociación
  • Simpatizantes del presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, cogen pósters con su imagen en Saná (Yemen),ayer, domingo 3 de abril de 2011. Saleh pidió ayer a la oposición que suspenda las protestas políticas contra su régimen como paso previo a una negociación del traspaso pacífico del poder.
NUEVA YORK.- Pese a que Estados Unidos ha apoyado al presidente de Yemen, Alí Abdullah Saleh, aun después de las recientes protestas generalizadas, Washington cambió su posición y ahora considera improbable que realice reformas y por ello debe dejar su cargo.
Según el diario The New York Times, que citó funcionarios tanto estadunidenses como yemenitas, el gobierno del presidente estadunidense Barack Obama ha mantenido su apoyo a Saleh y se abstuvo de criticarlo en público aunque partidarios del líder yemenita dispararon contra manifestantes pacíficos.
La razón del apoyo es que Estados Unidos considera a Yemen un gran aliado en la lucha contra la célula de Al Qaeda en la Península Arábiga.

Doble moral
Esta posición ha disparado las críticas hacia Estados Unidos, que la califican de hipócrita porque fomenta la remoción de un autócrata represivo en Libia, pero no de aliados estratégicos, como los de Yemen y Bahrein.
El rotativo señaló que esta posición comenzó a cambiar en la última semana y aunque funcionarios estadunidenses no han presionado públicamente a que Saleh deje el cargo, han dicho a sus aliados que no pueden mantenerlo en el poder y que creen que debería renunciar.
De acuerdo con el rotativo, Washington cambió de posición hace una semana cuando las negociaciones con Saleh respecto a su salida no tuvieron éxito.
El presidente yemení, sin embargo, dijo el domingo que no habría negociaciones hasta que "cesen todas las protestas y los amotinamientos de algunas unidades del ejército".
Según Amnistía Internacional, al menos 95 personas han muerto durante los dos meses de protestas antigubernamentales.