viernes, 2 de noviembre de 2012



Sobre “EL REENCARNACIONISTA, Testigo del viaje del alma” de Ricardo Dupuy.

Por Flavio Dalostto

Leí “El Reencarnacionista, testigo del viaje del alma” del argentino Ricardo Dupuy. Lógicamente, el libro trata sobre el tema de la reencarnación. No se trata de un tratado, sino de una novela, que se desarrolla entre Rosario (Argentina) y España. Es un libro que atrapa desde la primera línea, porque aborda el tema sin preparativos ni dilaciones. No se trata de esos libros que van abordando el tema de a poco, y guían al lector hacia un dogma, fingiendo que no conocen el camino. El Reencarnacionista no es un libro que se haga el distraído o escéptico en sus inicios o te va llevando como la zanahoria al burro. No. El Reencarnacionista, al mostrar sus ideas desnudas desde el comienzo, evita subestimar al lector. Da por obvio la existencia de la Reencarnación. Te lleva por un camino, una aventura, 
advirtiéndote desde ya que el camino era conocido por el autor. Es un relato que te guía, como el guía turístico que ya conoce por donde va pero te invita a que lo acompañes por primera vez en un recorrido que él ya transitó muchas veces, pero que ahora cobrará un significado nuevo para el recién llegado. La honestidad de este aspecto, hace que la idea de la Reencarnación, aunque lo aparente, no sea al aspecto central del libro. El aspecto central es la aventura que se vivirá a partir de esa idea reencarnacionista que la mayoría de los protagonistas comparten más o menos convencidos, pero que al igual que el lector, no han tenido una PRUEBA, una evidencia contundente de su verdad. Por eso, el lector, en este libro, se convierte en uno más del grupo aventurero de protagonistas que serán llevados por el autor, hasta toparse con la evidencia irrefutable de lo que intuitivamente creían.

El Reencarnacionista, aún tratándose de un tema calificado de esotérico o subestimadamente de “ficción”, no nos introduce a él buscando efectos artificialmente mágicos, como el mago vulgar que prepara su truco haciendo efectos especiales para crear atmósferas misteriosas. El Reencarnacionista es cotidiano en la psicología de sus personajes, sin que sean vulgares. Es un relato escrito en una sencillez profunda, permite retener en la mente los eventos leídos y traerlos al presente de la lectura cada vez que se necesiten. Los personajes son amables, en un doble sentido. Primero porque se trata de gentes buenas, consideradas, amables (no hay malos ni villanos en el relato); y segundo son amables porque los amarás y serás uno más de ellos. Es simple. Querrás que no se vayan ni se diluyan cuando termines de leerlo. En tu fuero íntimo, querrás una segunda parte. El libro no se basta a sí mismo; porque crea una realidad literaria en esos personajes, que evidentemente se asientan en una realidad material que pide más. Por mi parte, creo que una segunda parte surgirá por el noroeste argentino, norte chileno, Tacna, Arica, Uyuni, no sé.

Dupuy me había advertido, que cuando leyera el relato, sentiría que algunos pasajes cobrarían una relación particular conmigo, dando a entender que quien lo leyera se identificaría no solo con el relato, sino con detalles muy puntuales. Como si el libro hubiese sido escrito no para todos, sino para cada uno. Que cada lector encontraría parte de su vida, en forma específica y detallada, en el libro. Debo confesar que así fue, que más de un pasaje y situaciones desarrolladas en el libro, incluso nombres, edades, números, tenían significado particular para mí. Así que, imagino que tendrá significados particulares para todos. A mí me ha hecho llorar en la penúltima parte y me ha llenado de Paz.
El baño, el colectivo, la cama o el sillón serán buenos lugares para leerlo; porque una vez que lo empieces, no podrás soltarlo. Y también querrás que otros lo lean. 

No se pierdan "El Reencarnacionista, testigo del viaje del alma". Háganlo suyo, como yo lo hice mío.

Flavio Dalostto

lunes, 16 de abril de 2012

La peor Hora de España, su rey cazador e YPF

por Flavio Dalostto

Este es el Tiempo en que las mentiras ya no caminan ni con patas cortas, sino que se arrastran. Las nuevas tecnologías, la dificultad de mantener secretos, la tiniebla a cielo abierto, va constribuyendo poco a poco a que el Sistema de Cosas de este Mundo se resquebraje, lento pero inexorablemente. La Luz se cuela por las grietas y la Maldad que dormía tranquila se revuelve a sobresaltos en su cama de inmundicia.

Enterarnos que el rey de España Juan Carlos de Borbón, rey que fue impuesto por el Franquismo, devió ser repatriado herido por un elefante desde Botswana. La imagen es demoledora! El rey parásito de un país arruinado que se dedica a hacer safaris multimillonarios en un país devorado por el SIDA. Felicito al elefante (del que no sé si está vivo o muerto) y a su certero colmillo justiciero.

España, tal vez no exenta de una devolución kármica, por su pasado imperial y genocida, se encuentra en bancarrota y a punto de iniciar su disolución como Estado; pero sigue aceptando mantener el nivel de vida de esos delincuentes "nobles", que solo están preocupados por Repsol-YPF, en la medida en que tienen inmersos en ella sus intereses personales.

Hace un tiempo hojeé un libro muy interesante, no recuerdo como se llamaba, pero hablaba de una linea alternativa del tiempo, en que eran los aztecas los que antes de 1492 descubrían España, la conquistaban y colonizaban, imponiendo a su dios Huitzilopochtli y bañando en sangre a Europa. Seguro no será tan así; pero evidentemente el péndulo del poder de la historia se aleja del "Viejo" Continente y se acerca a otros.

Tal vez la imagen del rey parásito, herido por el elefante y convalesciente, es la metáfora perfecta de una España cuya grandeza es un recuerdo; y cuya ruina una realidad palpable. Tal vez llegó el tiempo de pagar el Oro de Potosí robado a sangre y fuego, o de saldar cuentas con los miles de genocidios perpetrados en suelo americano, africano y filipino. Tal vez la Historia busca su balance. Es solo una idea.

¿Como se llamarían las nuevas provincias latinoamericanas que fundaríamos en España y Portugal, si nos tuviéramos que hacer cargo de ellos? Nueva Maradonia? Gardelia? Tupaquia? Nueva Incaria? Pachamamia? No sé. Todo puede pasar. Lo que si va a pasar es que la Mentira está devaluada y su ropaje vulgar se quema ante las nuevas miradas del Siglo 21.

En estos momentos, estoy viendo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recuperar el 51% del paquete accionario de YPF, quitándoles este valioso recurso natural a REPSOL cuyos dueños se enriquecieron multimillonariamente, mientras nuestro país se volvía ¡importador de hidrocarburos!

jueves, 2 de febrero de 2012

BOLIVIA: TIPNIS. NI VIDRIO, NI MAC DONALD, NI SAPOS

por Flavio Dalostto

El problema de tratar de sacar los trapos sucios del otro, es que ese otro también puede sacar los trapos sucios de uno. Así que, hay que estar bien seguro, antes de hacerlo, de que los propios trapos estén bien limpios. La marcha o contramarcha a La Paz, del CONISUR (la organización promovida por el gobierno de Evo para tratar de dividir a los indígenas de Oriente y conseguir una megacarretera que parta el TIPNIS en dos) va mostrando las hilachas que deja su falta de autenticidad política y de representación popular.

1)-El ex prefecto de Cochabamba, Rafael Puente (MAS) aseguró hoy que CONISUR es una entidad afiliada a las Seis Federaciones de Cocaleros del Trópico de Cochabamba, cuyo jefe máximo es Evo. Con este dato, CONISUR no tendría nada que ver con el TIPNIS, y él unico interés fuerte sería la facilitación de espacios dentro del Parque Nacional para la ampliación del cultivo de coca (EJU, 02-02-2012).

2)-El ex viceministro de Tierras, Alejandro Almaráz (ex MAS) afirmó ayer que los indígenas de CONISUR no pertenecen al TIPNIS y están plenamente integrados al mundo cocalero, y ya no presentan pautas de vida y cultura indígena. Serían descendientes de una parte de la etnia Yuracaré que cuando su territorio fue avasallado por los cocaleros, en vez de replegarse a los bosques aceptó la asimilación. Por eso sus parcelas son individuales y no comunitarias. Integrarían a 15 de las 64 comunidades indígenas del TIPNIS, por lo que su representación es del 23% de los tipnianos (OPINION, 01-02-2012).

3)-900 transportistas de Cochabamba (que pasaron como marchistas del TIPNIS) regresaron a sus hogares entre el martes y el miércoles, desnudando el número real y exiguo de auténticos marchistas indígenas.

4)-El gobierno del MAS cuestiona el acuerdo entre la gobernación cruceña y CIDOB para la construcción de viviendas sociales, y ya salió a delirar sobre una binomio presidencial Chávez (CIDOB) - Rubén Costas. Yo no sé con quien quieren que hagan acuerdos institucionales los indios de Oriente. ¿Con la provincia de Santa Fe, en Argentina? Realmente hay que subestimar al Pueblo Boliviano para tratar de hacerle tragar semejante teoría. Lo que sí cierto y concreto fue la Alianza entre la neo-nazi Unión Juvenil Cruceñista (la que apaleaba Collas) y la barra brava de Oriente Petrolero con el senador del MAS, Isaac Ávalos en Santa Cruz, en 2009, por conveniencias electorales. Si tenemos memoria, tengámosla para TODO.

5)-Sectores del MAS afirman (sin pruebas) que la marcha de la CIDOB fue financiada por la gobernación cruceña de Rubén Costas. El ex viceministro de Tierras, Alejandro Almaráz desliza la hipótesis que la marcha de CONISUR estuvo financiada por la empresa brasileña OAS, la que construiría la megacarretera y a la que los indios de Oriente, en octubre de 2011, le pincharon el negocio. Recordemos que los directivos de la empresa OAS se reunieron en Santa Cruz con la organización golpista CAINCO (o ya nos olvidamos del intento de golpe de estado contra el presidente Evo, cuyo armamento descansaba en los stand de la Expo-Cruz), varios de cuyos líderes fueron detenidos y/o procesados?

Bolivia dejo de comer muchas cosas. Primero dejó de masticar vidrio, después de comer Mac Donalds y ahora renunció a tragar sapos.Y todo esto, en gran parte, se lo debemos a Evo, que le enseñó al Pueblo a desarrollar su propia Conciencia Histórica, Conciencia que como vemos no se somete ni siquiera al propio Evo.

¡Venceremos porque Ya Vencimos!

martes, 31 de enero de 2012

BOLIVIA: TIPNIS, MARCHA Y MARCHANTA

por Flavio Dalostto

En Octubre hubo una marcha indígena en Bolivia, organizada por los indios de CIDOB para defender un Parque Nacional TIPNIS (departamento de Beni) y que no cruce por allí una carretera. La marcha, logró arrancarle al presidente Evo (que si quiere la ruta) una Ley que conformó a los marchistas.
El presidente quedó como se dice aquí -con la sangre en el ojo- o también "le torcieron el brazo". Entonces, ahora, el gobierno alentó otra marcha (o contramarcha) pidiendo al gobierno que Sí pase la carretera por el TIPNIS.

¡Qué diferencia entre la marcha de la CIDOB y ésta marcha del CONISUR!
La primera fue una marcha auténticamente indígena, la segunda de algunos indígenas con transportistas, cocaleros y políticos del MAS.

La primera espontánea y creciente, que logró ganarse el apoyo de los paceños, la simpatía de casi toda Bolivia y buena parte de la opinión mundial. La segunda artificiosa y agónica, que pasó sin pena ni gloria, recibiendo la curiosidad de La Paz, la indiferencia de los bolivianos, e ignorada por el Mundo.

La primera, recibiendo víveres, bebidas, medicamentos de parte de la población común. La segunda, teniendo que recurrir a los "ponchos rojos" para que les den gaseosas, rogando un político del MAS que no los reciban a "tomatazos" y acusada por CONAMAQ de estar subsidiada por el gobierno.

La primera llena de mística por la defensa del TIPNIS, con una lluvia de calumnias gubernamentales sobre sus espaldas, con una energía casi religiosa que les hacía olvidar los pies despellejados. La segunda a regañadientes, con aliento gubernamental pero sin aliento popular, que se quejaba continuamente de sus pies cansados.

La primera con 1.500 indígenas, fue creciendo desde sus inicios, con sumas espontáneas. La segunda nació restando, agónica; porque de los 4.500 que decía tener la marcha, solo se contaron 827 personas llegando a La Paz. Ah, sí, a último momento quisieron acercarse algunos en Buses, como si hubiesen estado desde un principio en la marcha (léase la Fábula de como las "tortugas" le ganaron la carrera a la liebre, engañándola).

La primera fue una marcha pacífica, bloqueada por la policía "para evitar enfrentamientos", apaleada salvajemente por esa misma policía que debía "cuidarlos", sin importarles si había mujeres y niños. Hasta hoy no hay responsables de ese hecho, absolutamente impune. Evo se vio forzado a recibirla, y debió almorzar con los mismos que él calificó de traidores y vendidos a Estados Unidos. La segunda, sin bloqueos que la trabaran en su recorrido, entró hoy a palos a la Plaza Murillo, rompiéndoles el rostro a tres periodistas (uno de ellos mujer) y hay 20 polícias heridos. A ésta, Evo la recibió naturalmente.

El juego del gobierno está claro. Inventaron el CONISUR, otra organización "indígena", para oponerla a la CIDOB, y tratar de hacer creer a la opinión pública que el problema es entre dos bandos indígenas, y no entre una organización indígena y el gobierno. Así, el gobierno quiere aparecer que está "por encima" de esos litigios "internos". No se quien le da estas patéticas ideas a Evo, pero evidentemente lo siguen aconsejando mal y por supuesto la jugarreta saldrá peor. Es que la gente, a la que Evo le enseñó a crear la "Conciencia del Pueblo",así lo hizo; y ni siquiera Evo podrá quitarles eso a los bolivianos. El Pueblo Boliviano resultó un excelente alumno y está superando al Maestro. A los bolivianos, el único Pueblo de la Tierra que obligó a quebrar a Mac Donald, ni siquiera el gobierno de Evo le obligará a tragar sapos.

A Bolivia le falta mucho para desarrollar una verdadera Conciencia Nacional; porque los conflictos entre Tarija y Chuquisaca por un campo de petróleo, o entre Potosí y Oruro por una mina, se parecen a guerras entre países diferentes, un olor a Yugoslavia, con latente amenaza de terminar en el peor de los finales. Y en estos casos, lo peor que puede hacer un gobierno popular que tiene todo para llevar el país hacia un desarrollo pacífico, próspero y feliz, es seguir fomentando grietas entre los indios y entre los pobres. No es una selección nacional de fútbol lo que une a una Nación, sino la capacidad de verse unos a otros como hermanos y resolver sus diferencias en Paz.

Pero, como ya he dicho antes, el Virus de Altura, la infección del Falso Orgullo anida en el gobierno de Evo, la Vanidad es uno de sus ministros y pone en peligro la Unión Nacional simplemente por que ha tenido que ceder ante un reclamo popular o para quedar bien con una empresa brasileña.

¿Cómo confiar en un presidente que afirma algo, promete algo, lo transforma en Ley; y a los días alienta a sus seguidores a derogar lo que él mismo decretó? La honra de un hombre es cuando Él y su Palabra son una sola cosa. La credibilidad es el mejor capital de un gobernante.

Ojalá Evo recuerde que Humildad no es sinónimo de Debilidad, y que Dignidad no es igual a Ganancia. "Somos un Pueblo Pobre pero Digno", dijo alguna vez.

Venceremos porque Ya Vencimos.