lunes, 16 de abril de 2012

La peor Hora de España, su rey cazador e YPF

por Flavio Dalostto

Este es el Tiempo en que las mentiras ya no caminan ni con patas cortas, sino que se arrastran. Las nuevas tecnologías, la dificultad de mantener secretos, la tiniebla a cielo abierto, va constribuyendo poco a poco a que el Sistema de Cosas de este Mundo se resquebraje, lento pero inexorablemente. La Luz se cuela por las grietas y la Maldad que dormía tranquila se revuelve a sobresaltos en su cama de inmundicia.

Enterarnos que el rey de España Juan Carlos de Borbón, rey que fue impuesto por el Franquismo, devió ser repatriado herido por un elefante desde Botswana. La imagen es demoledora! El rey parásito de un país arruinado que se dedica a hacer safaris multimillonarios en un país devorado por el SIDA. Felicito al elefante (del que no sé si está vivo o muerto) y a su certero colmillo justiciero.

España, tal vez no exenta de una devolución kármica, por su pasado imperial y genocida, se encuentra en bancarrota y a punto de iniciar su disolución como Estado; pero sigue aceptando mantener el nivel de vida de esos delincuentes "nobles", que solo están preocupados por Repsol-YPF, en la medida en que tienen inmersos en ella sus intereses personales.

Hace un tiempo hojeé un libro muy interesante, no recuerdo como se llamaba, pero hablaba de una linea alternativa del tiempo, en que eran los aztecas los que antes de 1492 descubrían España, la conquistaban y colonizaban, imponiendo a su dios Huitzilopochtli y bañando en sangre a Europa. Seguro no será tan así; pero evidentemente el péndulo del poder de la historia se aleja del "Viejo" Continente y se acerca a otros.

Tal vez la imagen del rey parásito, herido por el elefante y convalesciente, es la metáfora perfecta de una España cuya grandeza es un recuerdo; y cuya ruina una realidad palpable. Tal vez llegó el tiempo de pagar el Oro de Potosí robado a sangre y fuego, o de saldar cuentas con los miles de genocidios perpetrados en suelo americano, africano y filipino. Tal vez la Historia busca su balance. Es solo una idea.

¿Como se llamarían las nuevas provincias latinoamericanas que fundaríamos en España y Portugal, si nos tuviéramos que hacer cargo de ellos? Nueva Maradonia? Gardelia? Tupaquia? Nueva Incaria? Pachamamia? No sé. Todo puede pasar. Lo que si va a pasar es que la Mentira está devaluada y su ropaje vulgar se quema ante las nuevas miradas del Siglo 21.

En estos momentos, estoy viendo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recuperar el 51% del paquete accionario de YPF, quitándoles este valioso recurso natural a REPSOL cuyos dueños se enriquecieron multimillonariamente, mientras nuestro país se volvía ¡importador de hidrocarburos!