lunes, 7 de enero de 2013

EVENTOS CHILENO-MAPUCHES ANTICIPADOS EN EL 2008

por Flavio Dalostto

El 1 de Noviembre de 2008, en el artículo "EVO Y EL MAR" (artículo futurista) escribí que:


"...en el Sur Chileno, se desató una rebelión araucana de proporciones inimaginables, en reclamo de territorio e independencia. La chispa que encendió el polvorín mapuche, fue una represión desproporcionada de los carabineros chilenos ante la ocupación masiva de haciendas por parte de los indígenas, cansados de esperar una reparación justa a sus reclamos."
Y el 25 de Febrero de 2009, en el artículo (también futurista) "BOLIVIA 2035: MARINA BOCHIPE", pronostiqué que:
"En el año 2013, el Pueblo Mapuche de Chile (casi el 10% de la población de ese país) se levantó en armas contra el Gobierno Chileno, iniciándose una verdadera guerra de guerrillas que tuvieron como objetivos, carabineros y grandes hacendados. El detonante de la Guerra Indígena fueron detenciones masivas contra líderes de las Comunidades Mapuches, que reclamaban por la devolución de sus tierras y el reconocimiento de su Autonomía. El Frente de Liberación Nacional mapuche (FLNM), pasó a la clandestinidad, y desde allí dirigió la toma de varias haciendas al Sur de la Ciudad de Temuco y declaró la Guerra al Estado Chileno."

Los eventos recientes, van demostrando que mi pronóstico era acertado y que se irá cumpliendo paso a paso, inexorablemente.

Hace 5 años moría ejecutado por un carabinero, el joven y estudiante universitario indígena mapuche Matías Catrileo, durante uno de los varios episodios de conflictos de tierras entre las comunidades indígenas chilenas y latifundistas asentados en Araucanía desde principios del Siglo 20, cuando la región había sido "limpiada" de indios hostiles. Una de esas familias terratenientes es la de los Luchsinger. 

Fue justamente en uno de los predios de esa familia que Matías fue ejecutado por un carabinero en el predio de Jorge Luchsinger. Hoy ese carabinero sigue libre y no se esclareció el hecho. Este viernes pasado, sucedió un confuso episodio, aparentemente protagonizado por mapuches, donde fue incendiada la casa de otro terrateniente de la familia, Werner Luchsinger, quién murió quemado junto con su esposa dentro de la vivienda. 

Sin quitar gravedad a la muerte de estos patrones rurales ni el debido valor a sus vidas, las relaciones conflictivas entre la familia Luchsinger y los mapuches data de mucho tiempo atrás. Desde hace décadas, cuando los indígenas se endeudaban en la pulpería de sus patrones latifundistas, aquellos debían entregarles tierras como pago de su deuda. Así se fue incrementando el patrimonio de la familia Luchsinger, alimentado a peones e indígenas endeudados con ellos.

En horas sucesivas, a la muerte del matrimonio de empresarios, se produjeron otros episodios de destrucción de casas, vehículos y herramientas de trabajo de empresas agrícolas o forestales, cuyas tierras son reivindicadas por los mapuches como parte de su territorio ancestral.

La respuesta del presidente Piñeira, adicto como todo político, a las fotos de impacto que puedan elevar su alicaída popularidad, fue rápida. Viajó hasta la región, se solidarizó con la familia Luchsinger (véase la foto), inundó la región de carabineros, enarboló la ley pinochetista antiterrorista y nombró a un carabinero técnicamente como gobernador militar, con lo que en los hechos a declarado a la región de Araucanía en estado de sitio, o estado de excepción, con poder para poder detener a quienes quiera, por el tiempo que quiera y sin garantías constitucionales. El mismo Instituto Nacional de Derechos Humanos se opone a la implementación de esta medida.

Sin solucionar el problema de fondo, Piñeira al establecer en los hechos una gobernación militar en la región, le ha dado entidad política a la rebelión indígena, ya que, en los hechos, convierte a Araucanía en territorio ocupado. Con esta medida corre el riesgo de darle a Araucanía con respecto a Chile, una situación similar a la de los territorios palestinos ocupados por el Estado de Israel. 

Bueno, ahora les cuento como proseguía aquel artículo del 2008, que escribí sobre Marina Bochipe, la ciudad que Bolivia construirá sobre la orilla del Océano Pacífico en las próximas décadas:
Decía que:
..."El Presidente de Chile envió rápidamente una Fuerza Militar a Temuco para reprimir la Insurgencia Araucana; pero los estudiantes chilenos, secundarios y universitarios salieron a las calles y quemaron varias comisarías y apedrearon la embajada de Estados Unidos, creándose en Santiago un estado de conmoción interna. Unos 50.000 estudiantes, solidarios con los indígenas, rodearon el Palacio de La Moneda, amenazando con ingresar y quemarlo todo. El presidente dio la orden de reprimir, pero el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas se negó a cumplir la orden y pidió su relevo. Maestros y Obreros chilenos se unieron a los estudiantes e hicieron barricadas por toda la Ciudad Capital. El Presidente de Chile huyó en helicóptero y el Vicepresidente de la Nación asumió el mando. Éste habló por Cadena Nacional de Radio y Televisión, pidiendo calma a la Población y dándo la orden al Ejército de retirarse de Temuco, donde la insurgencia Mapuche había ganado algunos barrios.


1 comentario:

rosa paixao santos dijo...

el holocausto
que tipo de verdad es esa,que precisa de una ley criminalizando su negacion??
que tipo de verdad es esa ,que precisa de un ejercito de censores??
que tipo de verdad es esa,que solo se mantiene en vilo,mediante amedrentaciones,amenazas,insultos,descalificaciones,agravios y todo tipo de violencias incluso carcel??
que tipo de verdad es esa,que no permite un debate respetuoso y mucho menos una revision??
que tipo de verdad es esa,que se ha convertido en una industria del fraude,y que se la utiliza como chantage para obtener posiciones de ventaja?
cualquier similitud,con el nazismo,las bulas papales medievales,el oscurantismo,no es mera coincidencia y si el holocausto,tambien conocido en algunos medios academicos,como el holofraude,el holonegocio,el holocuento.
si viviera galileo galilei,volveria a ser condenado por estos estafadores de la historia